Saltar al contenido
Trail Running España

Crónica “Cross Alpino Cebrereño 2020”

03/02/2020
Cross Cebreros - principal

En la localidad de Cebreros estuvimos el pasado 26 de Enero para disputar la XVIII edición del Cross Alpino Cebrereño en sus dos modalidades. La modalidad larga de 24km con un desnivel positivo de 1457 m y la modalidad corta con 10,4 km y un desnivel positivo de 550 m.

En esta ocasión enviamos a dos nuevos colaboradores de Trail Running España a disputar las dos modalidades del Cross Alpino Cebrereño. Fernando Alonso, no lo confundáis con el de la Fórmula 1 (aunque corre casi igual que un monoplaza jaja), que disputó la modalidad reina de 24K y Rafael Touriño que estuvo presente en la modalidad corta de 10K. Por primera vez, presentamos en TRE una crónica doble con las dos modalidades de carrera. Nos superamos día a día jeje.

Cebreros (Ávila)

Cebreros es un municipio de España perteneciente a la provincia de Ávila, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Esta población se encuentra muy cerca de Burgohondo y El Tiemblo.

Vista aérea Cebreros (Fuente: cebreros.es)
Vista aérea Cebreros (Fuente: cebreros.es)

Comienza el día

Nuestra aventura empezaba a las 7:00 de la mañana. Al llegar a la localidad de Cebreros sobre las 8:30, ya se notaba en el ambiente que era un día distinto, un día de carrera, un día en el que la gente tenía muchas ganas de recoger su dorsal, tomarse el chocolate que nos tenían preparado a la hora de recoger el mismo y empezar a prepararse hasta la hora de la salida.

La salida de la prueba de 24 km se dio a las 10:00 de la mañana y la de 10 km a las 10:15 habiéndose celebrado el día anterior una Marcha regulada de 12 km con un desnivel de 211 m de desnivel positivo.

Cross Alpino Cebrereño Modalidad Reina (24K +1.500m)

Salida

La salida de la prueba reina se daba con puntualidad a las 10:00 de la mañana con una temperatura y ambiente espectacular. Esto hacía presagiar un gran día de Trail para los aproximadamente 535 inscritos que sufrirían los 24 Km con sus 1457 metros de desnivel positivo.

La prueba comenzó subiendo el adoquinado de Cebreros. Tras abandonar el pueblo, nos dirigimos al primero de los 6 avituallamientos intermedios, ya que el 7º estaría localizado en la línea de meta.

Salida Cross Alpino Cebrereño
Salida Cross Alpino Cebrereño

Primeros 6 kilómetros

Los primeros 6 kilómetros nos iban dando pistas de lo que nos íbamos a encontrar. Estos primeros kilómetros presentaban unos desniveles más o menos asequibles (si lo comparamos con lo que nos esperaba más adelante). Poco a poco vamos encontrando el ritmo y vamos formado un grupo que, tras el paso de los kilómetros y la dureza del recorrido, terminaría fragmentándose.

El Campanero

Llegamos al kilómetro 6 después de una bajada divertida y pasamos el avituallamiento de largo con dirección hacia el 2º avituallamiento, situado en el km 9. Aquí, ya comenzamos a notar que los desniveles se incrementan y, de qué manera.

Levanto la cabeza y miro a mi alrededor observando el maravilloso entorno por el que discurre la carrera, aunque presto más atención al dorsal para tener más claro dónde estamos y lo que nos queda jeje. Parece que el terreno que estamos atravesando es una broma comparado con lo que nos esperaría más adelante.

Sigo con el planteamiento de carrera que tenía inicialmente y seguímos devorando terreno hasta llegar al citado Campanero, tomar un poco de aliento y disfrutar de un ratito de llano hasta empezar una bajada bastante pronunciada dónde el barro era protagonista, aunque fue protagonista durante todo el recorrido.

Sotana de la Hoya

Tras finalizar esta bajada nos esperaba otro buen arreón. Una subida no muy larga hasta la Sotana de la Hoya. Los kilómetros van haciendo mella y a las piernas les empieza a hacer ya daño el recorrido y el desnivel acumulado.

Llegamos arriba y, del grupo al que hacía mención anteriormente, sólo quedamos 2 corredores. Posteriormente, otra bajada que aprovecho para recuperar.

Tras la bajada, corremos paralelos al río y lo atravesamos 3 ó 4 veces. Y sí, al final me mojo los pies. Bastante me había librado ya.

Fernando cruzando el río
Fernando cruzando el río

Calderas del Castrejón

Un poco más adelante, un voluntario de Protección Civil, además de animarme, me comenta que estoy en las Calderas del Castrejón. Al pasar esta zona, a través de otro cuestón que, si no fue el más largo, a mí me lo pareció.

Al llegar arriba nos esperaba el avituallamiento de La Lastrita.

Para lastre los kilómetros y desnivel que ya llevábamos acumulado” (Fernando Alonso).

Aquí si paramos para recuperar fuelle y afrontar una larga bajada. Sin embargo, había que guardar fuerzas para la última subida, aunque quedaba un avituallamiento intermedio más.

Bajada con cambios de ritmo ya que el propio terreno invitaba a ello. Eso sí, dosificando, llegamos nuevamente a una pista ancha dónde está situado el avituallamiento del Cortafuegos de El Castejón, decido parar un poco para afrontar la subida a La Antena.

La Antena

Dejamos rápidamente el camino ancho para girar a la derecha y afrontar esta última subida. En medio de la subida diviso por encima de la copa de los árboles La Antena.

Una de las varias bajadas técnicas del día
Bajada técnica del Cross Alpino Cebrereño

Miro mi reloj y me dice que todavía quedan 500 m+. En el nuevo grupo que formamos en el avituallamiento anterior, se empieza a escuchar voces de venga que ya está hecho“, así que echamos el resto divisamos el ansiado avituallamiento.

Tia Josefa Downhill

La Tía Josefa nos estaba esperando (tramo cronometdo de 3 km hasta la llega). Ahora sí, 3 kilómetros de bajada y meta. Empiezo a bajar y hay gente que se lanza en la bajada, ya se huele la meta y todos estamos deseando llegar. Empezamos a divisar el camino por el que subimos en la salida. Un par de curvas y volemos al empedrado, se escucha a la gente en la meta. Animos y aplausos que te llevan en volandas hasta el ansiado arco de meta.

Cross Alpino Cebrereño Modalidad corta (10K +550m)

Estas pruebas están muy bien pensadas para aquellos corredores que todavía se esté iniciando en este deporte o, para el que no se atreva con distancias superiores, pueda disfrutar del Trail. Y, en este caso, del maravilloso paraje que nos ha ofrecido la localidad de Cebreros.

Como ya se ha comentado, el comienzo de la prueba se dio a las 10:15, un cuarto de hora después de la salida de la prueba larga. Las esperas siempre se hacen eternas mientras aguardas tu momento y empiezas a correr. Pero la espera iba a merecer mucho la pena, para los alrededor de 230 trailrunners que iban a realizar los 10 km con sus 550 m de desnivel positivo.

Salida

La salida se produce en las calles adoquinadas de Cebreros que desembocan en un camino ancho que siempre pica hacia arriba. Poco a poco, el camino ancho se empieza a estrechar y nos va ofreciendo parajes preciosos que nos lleva hacia el primer avituallamiento. En mi caso, no tenía previsto parar, así que remonto algunas posiciones al adelantar a los corredores que sí lo hicieron.

Tramos de pista del Cross Alpino Cebrereño
Tramos de pista del Cross Alpino Cebrereño

Presa del Campanero

Esta primera subida ya hizo que el pelotón se estirara y pusiera a cada uno en su posición. Esta primera parte de la carrera se desarrolla por un terreno cambiante, desde la salida en Cebreros, pasando por una pista ancha y llegando al avituallamiento a través de un camino más estrecho.

Cortafuegos de Castrejón

Tras dejar atrás el avituallamiento, seguimos nuestra ascensión que nos llevaría al segundo avituallamiento, situado alrededor del km 5,5 dónde nos esperaba una pequeña trampa. Si no habías visto antes el perfil (por ello es muy importante ver el perfil y planificar la carrera con antelación) teníamos una rampa brutal después de atravesar el río hasta 3 veces.

Esta rampa había que subirla gracias a una cuerda que la organización había dispuesto. La rampa superaba el 30% de inclinación. Por si fuera poco se había acumulado una gran cantidad de barro, por lo que el calzado no agarraba nada. Tras superar este escollo, nos esperaba una pista ancha de unos 400 metros que nos dejaba en el segundo avituallamiento para echar un trago y reponer un poquito de fuerzas.

Cruce del río
Cruce del río

La antena

Después de este segundo avituallamiento, el recorrido no nos da tregua, nos encontramos con una subida de 1,5 km. El tercer diente de sierra que nos lleva al penúltimo avituallamiento en la antena. Para llegar a este avituallamiento, nos encontramos con las rampas más continuadas.

Tía Josefa Downhill

Llegamos a la ansiada antena. Ultimo avituallamiento hasta la meta. Cogemos unas gominolas, cambiamos impresiones con la gente que estaba en el avituallamiento y deseándonos suerte, nos lanzamos en unos 3 kilómetros de bajada cronometrados bautizado cómo Tía Josefa Downhill.

Este tramo es dónde veías el mítico dicho, se tarda más tiempo en bajar que en subir”. Era un tramo para que el que se viese con ganas y fuerzas pudiese disfrutarlo y, sobre todo disputarlo. Esta bajada nos dejaría nuevamente a la entrada de Cebreros, donde tras recorrer unos metros, llegar a la meta.

Meta

Cebreros, ese pueblo que, sin importar la posición de los corredores, anima a todos por igual.

Esos ánimos y esos aplausos que sin pronunciar palabra te decían “prueba superada, vamos a por la siguiente” (Rafael Touriño)

Conclusión Cross Alpino Cebrereño

Una vez concluida la prueba, el balance es el siguiente: muy buena organización, gran despliegue de medios, Protección Civil, Voluntarios, Policía Local, la SEGURIDAD de la prueba EXECELENTE.

Equipo de emergencia y asistencia en carrera
Equipo de emergencia y asistencia en carrera

Muchas veces, nos quejamos de la bolsa del corredor y nos olvidamos de la importancia de la seguridad, en este caso ha sido SÚPER. Ya puede ser un entorno maravilloso que sin vosotros esto sería imposible.

Gente súper amable animando en los avituallamientos, avituallamientos muy bien planificados y dando información de los pasos complicados para que en todo momento estuviésemos al tanto de lo que nos íbamos a encontrar.

Rafael Touriño (izqda.) y Fernando Alonso (dcha.) en el Cross Alpino Cebrereño
Rafael Touriño (izqda.) y Fernando Alonso (dcha.) en el Cross Alpino Cebrereño

“Sólo podemos estar agradecidos y orgullosos de haber sido partícipes de tan maravilloso evento. Esperar un año para volver al Cross Alpino Cebrereño a celebrar un día tan bonito y memorable como el de hoy”

¡¡NO SEREMOS LOS MEJORES, PERO ENTRE TODOS SOMOS LOS MÁS MOLONES!!

SÍGUENOS EN TODAS NUESTRAS RRSS:

A %d blogueros les gusta esto: